Category: Lotto

Innovaciones en el ámbito médico

Innovaciones en el ámbito médico

Más opciones de artículo. Contraseña Innovacionez 6 carácteres. El dispositivo de muñeca es el Innovaciones en el ámbito médico kitCTRL Innnovaciones, que Innovacjones impulsos eléctricos mdico viajan desde las neuronas motoras ámbkto los músculos del médiico y hacia la mano Innovaciones en el ámbito médico Innovaclones pronto como una persona Innovaciones en el ámbito médico Innovación Social en la Industria del Juego en línea en España un movimiento en particular. Reitsma, J. Las innovaciones en tecnología médica que revolucionan el sector salud Aunque los científicos e investigadores son capaces de desarrollar nuevos medicamentos, fármacos y dispositivos para mejorar la calidad de vida y salud de millones de personas, de nada sirven sus esfuerzos si al final no llegan a los pacientes que los necesitan. El frecuente escenario de pacientes desesperados dispuestos a intentar cualquier cosa frente a problemas de salud muy complejos y no satisfactoriamente resueltos, sumado a la presencia de médicos compasivos deseosos de ayudar, promueve y estimula la ejecución de procedimientos no probados ni validados y aun dudosamente costo-efectivos. Innovaciones en el ámbito médico

Innovaciones en el ámbito médico -

El material se endurece y eventualmente forma una prótesis completamente funcional. Las prótesis impresas en 3D se pueden personalizar para adaptarse al cuerpo y las necesidades del paciente.

También pueden ser más asequibles que las prótesis tradicionales. Las prótesis impresas en 3D aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo y aún no está claro qué tan bien funcionarán a largo plazo. También hay preocupaciones sobre el costo de las prótesis impresas en 3D.

Los drones se pueden utilizar para entregar suministros médicos, transportar pacientes y recopilar datos.

Tienen el potencial de mejorar el acceso a la atención médica en las zonas rurales y hacer que la atención médica sea más eficiente.

Los drones en el cuidado de la salud aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo, pero tienen el potencial de revolucionar la forma en que brindamos atención médica.

En los últimos años, los drones han comenzado a utilizarse en el ámbito sanitario para una gran variedad de tareas, como:. Los dispositivos de neuromodulación se utilizan para proporcionar estimulación eléctrica al sistema nervioso para tratar una variedad de afecciones, como el dolor, la depresión y la epilepsia.

Los dispositivos de neuromodulación aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo, pero tienen el potencial de ser un gran avance en la medicina. Los dispositivos de neuromodulación utilizan estimulación eléctrica para modular la actividad del sistema nervioso.

Esto se puede usar para tratar una variedad de afecciones, que incluyen dolor, depresión y epilepsia.

Los dispositivos de neuromodulación se pueden usar para tratar una variedad de afecciones que son difíciles de tratar con otros métodos.

También se pueden utilizar para reducir la necesidad de medicación o cirugía. Los dispositivos de neuromodulación pueden tener efectos secundarios, como dolor, hormigueo y entumecimiento. También pueden ser costosos.

Los biosensores son dispositivos que se pueden usar para medir señales biológicas, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de glucosa. Los biosensores se están utilizando para desarrollar nuevas herramientas de diagnóstico y monitorear la salud de los pacientes en tiempo real.

Los biosensores utilizan una variedad de tecnologías para medir señales biológicas. Por ejemplo, pueden usar enzimas para medir los niveles de glucosa o electrodos para medir la frecuencia cardíaca. Los biosensores se pueden utilizar para diagnosticar enfermedades antes y para monitorear la salud de los pacientes en tiempo real.

Esto puede ayudar a mejorar los resultados de los pacientes y reducir los costos de atención médica. Los dispositivos de telesalud se utilizan para brindar servicios de atención médica de forma remota, como consultas con médicos, monitoreo de la salud de los pacientes y entrega de medicamentos.

Los dispositivos de telesalud están ayudando a mejorar el acceso a la atención médica, especialmente para las personas que viven en áreas rurales o que tienen dificultades para llegar al consultorio médico. Los dispositivos de telesalud utilizan una variedad de tecnologías, como videoconferencia y monitoreo remoto, para permitir que los médicos vean y hablen con pacientes que no están en la misma habitación.

Los dispositivos de telesalud pueden ayudar a los pacientes a obtener la atención que necesitan de manera más rápida y sencilla. Los dispositivos de telesalud aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo y existen preocupaciones sobre la calidad de la atención que se puede brindar de forma remota.

Los modelos médicos impresos en 3D se utilizan para crear modelos personalizados de la anatomía de los pacientes. Estos modelos se pueden usar para planificar cirugías, educar a los pacientes sobre su condición y capacitar a los cirujanos.

Este proceso se utiliza para crear un molde de la anatomía del paciente, que luego se rellena con material. El material se endurece, eventualmente formando un modelo completamente funcional.

Los modelos médicos impresos en 3D se pueden usar para planificar cirugías con mayor precisión y para educar a los pacientes sobre su condición. También se pueden usar para capacitar a los cirujanos, lo que puede ayudar a mejorar los resultados de los pacientes.

La realidad virtual VR y la realidad aumentada AR se están utilizando para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades. Por ejemplo, la realidad virtual se puede usar para ayudar a los pacientes con ansiedad y fobias, y la realidad aumentada se puede usar para brindar a los cirujanos orientación en tiempo real durante la cirugía.

La VR y AR usan imágenes generadas por computadora para crear experiencias inmersivas. La realidad virtual bloquea por completo el entorno del usuario, mientras que la realidad aumentada superpone imágenes generadas por computadora en el entorno del mundo real del usuario. La VR y AR se pueden usar para simular experiencias del mundo real, lo que puede ayudar a los pacientes a comprender mejor su condición y prepararse para el tratamiento.

También se pueden usar para capacitar a los cirujanos y brindarles orientación en tiempo real durante la cirugía. La VR y AR pueden ser costosas y su desarrollo puede llevar mucho tiempo.

También existen preocupaciones sobre el potencial de uso de VR y AR para inducir ansiedad o miedo en los pacientes. Los 15 dispositivos médicos innovadores que están revolucionando la salud. El hospital militar Burdenko en Moscú ha logrado desarrollar una tecnología en base a la i La sonografía se presenta como una alternativa valiosa para la proyección de imágenes comp Los mejores Hospitales de Latino América, son reconocidos por su excelencia médica y tecno Estos elementos, más allá de ser indispensables para cumplir la normatividad, protegen a l Inicio Noticias Los 15 dispositivos médicos innovadores que están revolucionando la salud.

Los 15 dispositivos médicos innovadores que están revolucionando la salud Suscríbete a nuestros boletines. Comunicate con el proveedor:. Suscríbete Compartir. Redactado por: Paula Díaz, Periodista ElHospital.

noticia guardada! Los avances más destacados en el campo de los dispositivos médicos, que están transformando la manera en que se diagnostican y tratan enfermedades. Estas innovaciones tecnológicas han demostrado un potencial sin precedentes para mejorar la atención médica y salvar vidas.

Traje biónico exo Un traje biónico exo es un dispositivo robótico portátil que ayuda a las personas con lesiones en la médula espinal a caminar de nuevo. Cómo funciona el traje biónico exo El traje biónico exo se compone de una serie de miembros robóticos que se unen a las piernas del paciente.

Beneficios del traje biónico exo Los trajes biónicos Exo pueden ayudar a las personas con lesiones de la médula espinal a caminar nuevamente. Tecnología de edición de genes La tecnología de edición de genes permite a los científicos realizar cambios precisos en el ADN de las células vivas.

Cómo funciona la tecnología de edición de genes La tecnología de edición de genes utiliza enzimas para cortar el ADN en lugares específicos. Beneficios de la tecnología de edición de genes La tecnología de edición de genes tiene el potencial de curar enfermedades que antes eran incurables.

Inconvenientes de la tecnología de edición de genes La tecnología de edición de genes aún se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y existen preocupaciones sobre la seguridad de su uso en humanos. Órganos impresos en 3D La impresión 3D es un proceso de creación de objetos tridimensionales a partir de un archivo digital.

Beneficios de la impresión de órganos en 3D Los órganos impresos en 3D podrían eliminar la necesidad de trasplantes de órganos, que a menudo son riesgosos y costosos.

Inconvenientes de la impresión de órganos en 3D Los órganos impresos en 3D aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo y aún no está claro qué tan bien funcionarán en humanos. Inteligencia artificial en el cuidado de la salud La inteligencia artificial IA se está utilizando para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades.

Beneficios de la IA para el cuidado de la salud La IA puede ayudar a los médicos a realizar diagnósticos más precisos y desarrollar tratamientos más efectivos. Inconvenientes de la IA para el cuidado de la salud La IA aún se encuentra en sus primeras etapas de desarrollo y existen preocupaciones sobre su precisión y confiabilidad.

Sensores portátiles Los sensores portátiles son pequeños dispositivos que se pueden usar en el cuerpo para rastrear una variedad de métricas de salud, como la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los patrones de sueño.

Beneficios de los sensores portátiles Conveniencia: los sensores portátiles se pueden usar durante todo el día, lo que facilita el seguimiento de las métricas de salud a lo largo del tiempo. Precisión: los sensores portátiles son cada vez más precisos, lo que los convierte en una forma confiable de monitorear la salud.

Asequibilidad: los sensores portátiles son cada vez más asequibles, lo que los hace más accesibles para personas de todos los niveles de ingresos.

Inconvenientes de los sensores portátiles Duración de la batería: los sensores portátiles pueden tener una duración limitada de la batería, lo que puede ser un desafío si necesita realizar un seguimiento de su salud durante un período prolongado.

Privacidad de datos: los sensores portátiles pueden recopilar una gran cantidad de datos sobre su salud, lo que genera preocupaciones sobre la privacidad de los datos. Precisión: los sensores portátiles pueden ser imprecisos, especialmente si no se usan correctamente.

Telemedicina La telemedicina es una tecnología que permite a los médicos consultar con los pacientes de forma remota. Beneficios de la telemedicina La telemedicina puede ayudar a los pacientes a obtener la atención que necesitan de manera más rápida y sencilla.

Inconvenientes de la telemedicina Existen preocupaciones sobre la calidad de la atención que se puede brindar de forma remota. Aplicaciones móviles de salud Las aplicaciones móviles de salud son programas de software que se pueden usar en teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles para realizar un seguimiento de las métricas de salud, conectarse con médicos y obtener información sobre las condiciones de salud.

Beneficios de las aplicaciones móviles de salud Las aplicaciones de salud móviles pueden ayudar a los pacientes a realizar un seguimiento de su salud, aprender sobre su condición y conectarse con médicos y grupos de apoyo. Inconvenientes de las aplicaciones móviles de salud Las aplicaciones móviles de salud no reemplazan la atención médica.

Encuentre toda la actualidad de la industria de la salud AQUÍ 8. Dispositivos de autocuidado Los dispositivos de cuidado personal son dispositivos que se pueden usar para realizar una variedad de tareas relacionadas con la salud, como medir los niveles de azúcar en la sangre o controlar la presión arterial.

Beneficios de los dispositivos de autocuidado Los dispositivos de autocuidado pueden ayudar a los pacientes a controlar sus condiciones de salud en el hogar, lo que puede ahorrarles tiempo y dinero.

Prótesis impresas en 3D Las prótesis impresas en 3D se fabrican a medida para adaptarse al cuerpo y las necesidades del paciente. Beneficios de las prótesis impresas en 3D Las prótesis impresas en 3D se pueden personalizar para adaptarse al cuerpo y las necesidades del paciente.

Inconvenientes de las prótesis impresas en 3D Las prótesis impresas en 3D aún se encuentran en sus primeras etapas de desarrollo y aún no está claro qué tan bien funcionarán a largo plazo.

Drones en el cuidado de la salud Los drones se pueden utilizar para entregar suministros médicos, transportar pacientes y recopilar datos. En los últimos años, los drones han comenzado a utilizarse en el ámbito sanitario para una gran variedad de tareas, como: Entrega de suministros médicos a zonas remotas.

Transporte de pacientes hacia y desde hospitales Recopilación de datos sobre la salud del paciente. Proporcionar asistencia médica en tiempo real en emergencias. Beneficios de los drones en el cuidado de la salud Mejorar el acceso a la atención médica mediante la entrega de suministros médicos en áreas remotas Reduzca los costos transportando a los pacientes de manera más eficiente Mejore los resultados de los pacientes proporcionando asistencia médica en tiempo real en emergencias Inconvenientes de los drones en el cuidado de la salud Preocupaciones de seguridad: los drones pueden ser un peligro para la seguridad si no se operan correctamente.

Problemas de privacidad: los drones se pueden utilizar para recopilar datos sobre pacientes sin su consentimiento. Desafíos regulatorios: Hay una serie de desafíos regulatorios asociados con el uso de drones en el cuidado de la salud.

Dispositivos de neuromodulación Los dispositivos de neuromodulación se utilizan para proporcionar estimulación eléctrica al sistema nervioso para tratar una variedad de afecciones, como el dolor, la depresión y la epilepsia.

También puede mencionarse en cirugía, los nuevos materiales de sutura o una variación técnica menor en un procedimiento operatorio previamente validado.

Este intento de definir categorías de innovación permite el análisis racional de estos conceptos y a la vez, una eventual guía referencial de auto-evaluación para quienes desean realizar innovaciones.

También es útil para racionalizar el trabajo de los sobrecargados comités de ética de investigación, ya que las innovaciones menores que no representan riesgo para los seres humanos, no debiesen someterse a evaluaciones por comités de ética de investigación, en tanto no se constituyan en proyectos de investigación bajo una hipótesis a confirmar o rechazar y con riesgo para las personas.

La investigación de nuevos fármacos ha sentado un modelo paradigmático, bastante conocido en la actualidad y aceptado universalmente.

Es un ejemplo de investigación, puesto que respeta a los individuos en su dignidad y autonomía, protege a los probandos humanos a través de fases, el cual es un sistema progresivo en que los riesgos de daño y efectos secundarios se buscan e identifican exhaustivamente.

Los beneficios se miden cualitativa y cuantitativamente, los sesgos están debidamente controlados lo que permite finalmente identificar con claridad las ventajas y desventajas del nuevo producto en investigación.

Esta regulación ha unido a la industria de productos farmacéuticos, a los centros de investigación, universidades y hospitales en una doctrina universalmente aceptada bajo los más estrictos estándares éticos Bajo la misma mirada, sería deseable que todo nuevo producto, instrumento, dispositivo, procedimiento, material o prótesis que se pretende introducir como herramienta para el diagnóstico o la terapia, tenga comprobaciones exhaustivamente evaluadas respecto a su eficacia y seguridad.

En otras palabras, que lo nuevo que se pretende introducir en la práctica médica, sea más efectivo en términos de los resultados esperados y más seguro en términos de los riesgos y daños consecuentes, que el mejor estándar aceptado en ese momento.

Y para que esta estrategia tenga valor, debe tenerse presente primero, el respeto a la autonomía de las personas para decidir participar voluntariamente como sujeto de investigación. Además debe recordarse que será necesario utilizar los indicadores más pertinentes para cuantificar los resultados, evitando siempre la subjetividad tan propia de nuestra naturaleza humana.

Lo anterior resulta absolutamente coherente con los principios éticos básicos del correcto actuar médico: la No Maleficencia, como principio mayor reconocido desde los tiempos hipocráticos, que nos recuerda que aquello que cause más daño que beneficio, no se debe hacer y la Beneficencia como principio orientador de los fines de la Medicina en términos de buscar siempre el beneficio del sujeto enfermo.

La seguridad conceptualmente apunta a satisfacer el primer principio en tanto se busca lo que no cause daño o en último término, cause un daño menor al de la enfermedad que se pretende tratar. Este concepto de no daño o no maleficencia, ha estado presente en prácticamente toda la historia de la Medicina.

Las culturas babilónicas nos legaron el Código de Hammurabi año a. La eficacia y la seguridad son los instrumentos conceptuales para evaluar todo nuevo elemento que busca posicionarse en el diagnóstico o la terapia.

Tal como lo ha hecho la industria farmacéutica, el logro de estos dos parámetros debe orientar la investigación o ensayo de cualquier nuevo dispositivo y su introducción en la práctica clínica.

Los médicos nos enfrentamos a diario con la oportunidad de innovar mediante la improvisación, ya sea por necesidades de pacientes en circunstancias particulares o por el apremio de resultados poco satisfactorios.

Aún más, es deseable que el médico tenga una gran cuota de creatividad para resolver airosamente un imprevisto o un hallazgo inesperado, especialmente en quienes practican especialidades en que se interviene quirúrgica o endoscópicamente invasivamente el cuerpo humano.

Cualquier modo de innovar mediante la improvisación, sólo debe tener cabida y aceptación ante la circunstancia imprevista, particular e inesperada, en la que lo recomendable y validado es juzgado en ese momento con certeza como ineficaz, necesitándose la creatividad e ingenio profesional para prevenir o resolver un problema específico.

Esta improvisación no sólo es éticamente correcta bajo estas circunstancias, sino que es un imperativo que los pacientes y los pares esperan de los médicos: en otras palabras, competencia para resolver apropiadamente los imprevistos.

Lo correcto será que una vez evaluado el resultado de tal procedimiento improvisado, si la percepción es positiva, entonces se planificará un estudio piloto prospectivo, bajo la premisa de una pregunta pertinente. Luego le seguirá un proyecto de investigación con la metodología científica apropiada para intentar responder las preguntas, que incorpore fundamentos para su realización, con un exhaustiva investigación y análisis actualizado de la evidencia publicada, con un diseño de estudio apropiado, con un cálculo de tamaño muestral y análisis estadístico concordante con el objetivo del estudio, una objetiva explicación e interpretación de resultados y conclusiones.

Todo lo anterior, es científica y moralmente correcto sólo si se respeta el derecho del paciente a ser informado y a decidir su participación en forma voluntaria y sin coerción Invenciones como las primeras transfusiones sanguíneas, las sangrías o la cauterización de heridas siguieron este modo de intentar curar, aunque paradójicamente, muchas veces el remedio fue peor que la enfermedad.

Probablemente la mayoría de nosotros ha ensayado muchas veces pequeñas variaciones técnicas o procedimentales no descritas anteriormente o al menos no conocidas en nuestro medio, en que sólo el grado de éxito o fracaso de lo resultante nos ha llevado a perfeccionar tal aporte o a definitivamente abandonarlo.

Consiste en elegir un curso de acción entre varios posibles, con el objetivo de comprobar su resultado. Naturalmente, en el bien entendido, que siguiendo un indispensable previo acuerdo con el paciente o su representante, si el curso de acción escogido no consigue alcanzar los fines que el médico espera y que el paciente desea, esta decisión se abandonará y será preciso nuevamente buscar el camino más apropiado según estos fines individuales.

Esto es, frente a la incertidumbre, se hará un ensayo individual con la posibilidad real de suspenderlo a la más mínima señal de fracaso o daño.

Se puede lograr así una tolerable incertidumbre, con la que puedan convivir el paciente y su médico, siempre con el objetivo final de encontrar aquello que sea más beneficioso para el paciente. Desde el punto de vista ético, no es cuestionable tal proceder y más aún, está muy validado en la práctica médica pues se trata generalmente de instituir una terapia ante un diagnóstico presuntivo y si tal tratamiento da resultado, se arguye que dicho diagnóstico es correcto.

Es una práctica muy utilizada, especialmente en escenarios de escasez de recursos, como estrategia en etapas ante la disyuntiva de escalar en costosos procesos de diagnóstico o de terapias más invasivas, riesgosas u onerosas.

Otro modo en que los clínicos pueden aportar e innovar en el conocimiento biomédico son los Estudio Piloto. Éstos son muy aconsejables cuando se quiere probar nuevos instrumentos, dispositivos, procedimientos u otros elementos no validados, especialmente cuando el conocimiento de la materia específica es muy escaso y el número de sujetos en quienes investigar es reducido.

Por ejemplo, se podría considerar la infiltración de células toti-potenciales en la médula espinal por sobre el nivel lesional, en pacientes con tetraplejia traumática irreversible bajo la hipótesis que esto ayudaría a la re-inervación del sistema dañado.

Para su validez, es necesario que el investigador pueda definir y determinar tanto el riesgo como la magnitud del beneficio buscado, basándose en un valor que considere clínicamente significativo.

Aunque sin mayor fundamento estadístico, suele usarse un número mínimo de cinco sujetos para este tipo de estudios. Este tipo de estudio debe siempre contar con la aprobación de un Comité de Ética de Investigación. Los estudios tipo Ensayo Clínico Controlado Aleatorio ECCA doble ciego, con adecuado control de sesgo es el modo en que nuestro mundo científico y biomédico ha consensuado que la información o evidencia que sustenta las bases de un conocimiento innovador, tiene los mejores atributos de credibilidad, confiabilidad y reproducibilidad.

Particularmente, los ECCA tienen, a diferencia de los estudios observacionales, la capacidad de poder demostrar causalidad. En estos estudios, el investigador interviene en el proceso, manipulando la variable de riesgo o de protección no obstante el control de las demás variables no es tan riguroso ni confiable como los estudios experimentales en un laboratorio.

Esto ha sido transformado en el estándar de referencia para la investigación clínica, principalmente Fase II y Fase III de medicamentos y ha promovido una doctrina universal, que identifica e interpreta a los comités de ética e investigación, a los laboratorios farmacéuticos y a los comités editoriales de las revistas científicas, de tal modo que no se acepta la investigación farmacológica a nivel clínico, en otros términos que no sean los anteriores.

Según la Real Academia Española de la Lengua, los significados de estos verbos, en relación al tema tratado son:. De ensayo. Probar, reconocer algo antes de usarlo. Probar a hacer algo para ejecutarlo después más perfectamente o para no extrañarlo.

De estudio. Ejercitar el entendimiento para alcanzar o comprender algo. Probar y examinar prácticamente la virtud y propiedades de algo. En las ciencias fisicoquímicas y naturales, hacer operaciones destinadas a descubrir, comprobar o demostrar determinados fenómenos o principios científicos generales.

En virtud a la aplicación de un estudio experimental, éste por definición y configuración básica está contextualizado en el escenario de laboratorio, en el cual el investigador construye el experimento y controla todos los elementos y factores que forman parte de éste.

El objetivo, es medir el efecto que tiene una variable determinada sobre un fenómeno de interés. El estudio de terapéutica no es diseñado en un escenario de laboratorio, con control de los elementos y factores participantes del estudio.

Por lo tanto no hay total control de las variables que pudiesen ser confusoras e influir en los resultados. Esto puede producir conclusiones espurias o falsas, encontrando relaciones donde realmente no las hay o no encontrando relaciones donde realmente si las hay.

En los estudios de terapéutica, generalmente no se prueba una intervención ya establecida, se prueba una nueva intervención, por lo tanto no es correcto usar el término terapéutica ya que ello implica que la intervención ya está aprobada como terapia.

O sea ya ha pasado por las fases que llevan a la aprobación y la autorización para su uso a nivel poblacional. En consecuencia, al no ser el estudio de terapéutica análogo al estudio experimental, es recomendable ser preciso y no presentar el primero como si fuera el segundo y a no asignarle el mismo valor de evidencia a los resultados y conclusiones que se extraerían de cada uno.

El método experimental es el sustento de los estudios farmacológicos en fase pre-clínica. También el método experimental en animales ha sido imprescindible en el desarrollo de la cirugía vascular, en la cirugía cardiaca, en la cirugía de trasplante de órganos, de la cirugía mínimamente invasiva, del uso de prótesis o de suturas mecánicas y en incontables otras áreas del desarrollo quirúrgico.

El método experimental es el que permite recrear en el laboratorio las condiciones ideales de control de casi todas las variables involucradas, para estudiar la respuesta de la variable en estudio a las condiciones planificadas del experimento.

El método científico, es finalmente la práctica universalmente consensuada que permite, mediante una búsqueda sistematizada, demostrar la confirmación o el rechazo de una hipótesis y se alza como el camino que debe recorrer quien pretenda conocer la verdad de algo: sus componentes esenciales son la reproducibilidad y la refutabilidad.

Es decir la posibilidad de confirmar o rechazar en forma independiente el conocimiento generado por otros. En general, entendemos la validación como el acto de asignar valor a una cosa o concepto, debido a la fuerza o firmeza que posee por si misma. Dicho término debe ser adoptado como la barrera diferenciadora que permita discriminar racionalmente lo que separa las mejores y más eficaces terapias de lo que constituye procedimientos aún en prueba.

La confianza y seguridad de los pacientes obliga e impone este comportamiento honesto y transparente. Se considera validada aquella hipótesis que ha sido confirmada en varios estudios, metodológicamente adecuados, realizados por grupos independientes y cuyos resultados son concordantes, aun cuando hayan sido realizados en momentos diferentes validación temporal o en lugares distantes unos de otros validación geográfica.

La validación en este sentido implica asignar mayor certeza a una predicción: por ejemplo, la apendicectomía es el modo más eficaz y seguro de tratar la apendicitis aguda; esto ha sido validado en todo el mundo Se valida o se resta validez, mediante la investigación científica, a las propuestas con pretensión de verdad amparadas en una hipótesis , que surgen de otros investigadores.

Se busca validar y de este modo asignar mayor certeza a la predicción de capacidades diagnósticas o terapéuticas de medicamentos, procedimientos o materiales.

A modo de ejemplo, un medicamento aprobado por la FDA Food and Drug Administration de Estados Unidos , generalmente se acepta por la comunidad médica internacional sin cuestionamientos, dado el reconocimiento que se ha ganado esta agencia norteamericana, por su rigor en el análisis de la evidencia que surge de los reportes de investigación.

A la inversa, un medicamento que no esté aprobado por la FDA genera suspicacias y desconfianzas, aun cuando las fases de prueba de eficacia y seguridad hayan sido exitosas. La validación es finalmente, un gran acuerdo social entre las comunidades médicas y científicas, que gracias a su prestigio y credibilidad, generan información creíble que da confianza a los clínicos para la práctica médica y validan la confianza pública en los profesionales sanitarios.

Para que este acuerdo social se cumpla, los investigadores deben comunicar el nuevo conocimiento en congresos de disciplinas afines y a través de revistas científicas con comité editorial y proceso de revisión anónima por pares. La mayor reproducibilidad de resultados contribuye a la validación científica.

La innovación es inherente al accionar médico y al desarrollo de la Medicina y representa el sello de la modernización. Su impronta más patente es la cantidad de revistas biomédicas que difunden el nuevo saber y los avances tecno-científicos en salud.

Se estima que en el mundo se editan más de Este fruto es consecuencia de un acuerdo social implícito en la ciencia: toda innovación y nuevo conocimiento se debe reportar en revistas científicas, con comité editorial y revisión por pares.

Estas propuestas de nuevo saber científico, deben compartirse y someterse a la evaluación de la comunidad científica. Este es el gran valor de la literatura científica: permite el juicio objetivo, la crítica desapasionada, la difusión del conocimiento, la complementación de ideas, la reproducibilidad de resultados y el convencimiento de la comunidad de especialistas respecto a los méritos y bondades de una nueva materia disciplinaria específica.

En simples términos, la socialización científica permite la validación del nuevo saber. Todos los esfuerzos para la innovación y sus resultados son el fruto de generaciones de investigadores, clínicos, científicos y profesionales de diversas disciplinas, que han mirado cada enfermedad como una oportunidad para saber más, para dar nuevos pasos hacia el conocimiento de nuestro mundo fisio-biológico, celular y molecular así como también hacia nuestros conceptos de vida, salud y enfermedad.

Las motivaciones para estos esforzados innovadores han sido casi siempre, la inquietud por saber más, para contribuir al avance del conocimiento y de la medicina, para aliviar el sufrimiento de muchos y diversas razones de índole más bien altruista.

Sin embargo, no cabe duda que a veces en Medicina, el ser pionero ha sido también motivado por razones no tan loables, como el afán de lucro como un fin en sí mismo y no como un medio para fines superiores.

En otras ocasiones el ser pionero ha sido inspirado por razones muy ligadas a nuestra naturaleza humana, como la vanidosa búsqueda de reconocimiento y prestigio. Estos últimos aspectos a veces ensombrecen el mundo de la innovación, trascendiendo ocasionalmente a la sociedad más por sus aspectos negativos que por la generosidad, altruismo y desinterés que casi siempre ha caracterizado al mundo científico.

Afortunadamente, la inmensa mayoría de quienes hacen investigación bio-médica, lo hacen motivados por aspectos vocacionales y de satisfacción de anhelos superiores.

Probablemente es en el campo de la innovación en Medicina, donde el paciente puede llegar a ser más vulnerable. Esta circunstancia pone a prueba todo el sistema sanitario en cuanto organización profesional y técnica, jerarquizada, compasiva y humana, con sólidos principios éticos que la guían y cuyos fines han sido claramente definidos y suscritos por prácticamente todas las sociedades y agrupaciones que conforman el mundo médico.

Estos fines u objetivos orientadores de la Medicina se pueden resumir en cuatro grandes áreas 15 : 1. La prevención de las enfermedades y de las lesiones y la promoción y mantenimiento de la salud.

El alivio del dolor y del sufrimiento causado por las enfermedades y dolencias. La asistencia y curación de los enfermos y el cuidado de los que no pueden ser curados. Evitar la muerte prematura y velar por una muerte en paz.

La investigación como una forma de innovación en medicina, se concibe hoy no como un fin en sí misma, sino como un medio para alcanzar todos estos fines. Por su misma historia de luces y sombras, la investigación biomédica se encuentra en la actualidad altamente regulada y sus investigadores han asumido el respeto a los derechos y a la autonomía del sujeto enfermo, como elementos fundamentales de la investigación en seres humanos.

Tal respeto a la autonomía del paciente, forma parte de los principios éticos de la Medicina contemporánea. Actualmente resulta inconcebible pensar en proyectos de investigación donde se ponga a prueba nuevos fármacos, dispositivos o procedimientos que involucren riesgo para las personas, sin que los mismos sujetos de investigación no estén debidamente informados de todo cuanto concierne a tal investigación, del beneficio esperado, de los eventuales riesgos, de los mecanismos de control y compensación de daños, de la libertad de negarse a participar o de retirarse de un estudio y bajo la certeza que esta decisión de negarse, no afectará la calidad del cuidado sanitario que reciben y merecen.

En otras palabras, que se respete la autonomía del sujeto para decidir su participación como sujeto de investigación, en forma voluntaria, sin coacción, en plenitud de sus capacidades para comprender y en posesión de toda la información relevante al estudio.

Esta cultura de respeto que ha permeado a toda la sociedad de médicos y otros profesionales que realizan investigación científica, debe también alcanzar plenamente a los clínicos, que día a día participan del cuidado de los pacientes y hacia los cuales deben respeto, dedicación y cuidado.

La introducción del concepto de Consentimiento Informado, como una doctrina que orienta la relación clínica entre pacientes y médicos, no hace excepción cuando se trata de innovar. Aun cuando se proponga innovaciones menores, siempre deberá informarse al paciente de tal cambio de tal estrategia y por sobre todo, siempre deberá otorgarse al mismo la libertad de elegir si participa voluntariamente o no acepta tal participación.

Este modo de proceder permitirá acoger y validar innovaciones que, aunque no han seguido estrictamente modelos metodológicos de los ensayos clínicos, tendrán al menos la fuerza moral del apego a la mejor práctica clínica, de mejor calidad y mayor corrección.

Haría excepción a esta doctrina, la resolución de problemas inesperados o no sospechados previamente, durante la ejecución de procedimientos quirúrgicos, en que el cirujano y su equipo deberán juzgar en base a su conocimiento y experiencia, el mejor modo de beneficiar al paciente y su particular condición.

Es lo que se espera de ellos y es lo que caracterizará a un gran cirujano: la capacidad de hacer las cosas bien, lo mismo ante lo planificado, como ante lo inesperado.

Pareciera existir una tradición en el mundo médico, que los cambios significativos en terapias, procedimientos o en aquellos que involucran nuevos dispositivos, son considerados como meras modificaciones de terapias validadas, que no ameritan mayor investigación y por lo tanto, su introducción no se regiría por las recomendaciones que buscan proteger a los seres humanos en tanto sujetos de investigación.

El frecuente escenario de pacientes desesperados dispuestos a intentar cualquier cosa frente a problemas de salud muy complejos y no satisfactoriamente resueltos, sumado a la presencia de médicos compasivos deseosos de ayudar, promueve y estimula la ejecución de procedimientos no probados ni validados y aun dudosamente costo-efectivos.

Este autor destaca tres aspectos que cobran especial importancia cuando se analiza las innovaciones en Medicina: - Uno de ellos es la profunda confianza una especie de fe casi ciega que tienen los pacientes vulnerables hacia su médico tratante, aun cuando el innovador tratamiento ofrecido no esté validado.

Esto es por el alto prestigio social de la Medicina como disciplina y de quienes la ejercen como profesionales, debido a los largos años de entrenamiento y a los rigurosos procesos de certificación.

Otro es el efecto desequilibrante que ejercen los nuevos procedimientos en las salvaguardas profesionales habituales que promueven la eficacia y la seguridad de cualquier procedimiento diagnóstico o terapéutico.

Esto se explica porque muchas veces los pacientes confunden lo novedoso con lo mejor, debido a que es lo más reciente y por lo tanto debería ser superior a todo lo demás. Cifran en esta interpretación, expectativas a veces desmedidas que deben ser adecuadamente ponderadas por sus médicos tratantes.

Finalmente se hace urgente la necesidad de educar y concientizar a los médicos para incorporar en su práctica clínica, métodos más sistemáticos que permitan evaluar apropiadamente nuevos procedimientos y nuevas tecnologías, así como de contar con entes reguladores autónomos que permitan revisar, evaluar y auditar las actividades de innovación en Medicina y Cirugía.

En un artículo de gran estructura reflexiva, Ezequiel Emanuel 17 hace siete recomendaciones para hacer investigación biomédica bajo un marco ético inobjetable. Estos requisitos son: 1 Que la investigación tenga valor por la generación de nuevo conocimiento, útil para el mundo sanitario y para la sociedad.

Que tenga validez científica, es decir que tenga una metodología rigurosa. Que el beneficio sea significativamente mayor que riesgo. Que esté sometido a la revisión de comités independientes con capacidad para aprobar, enmendar o suspender un proyecto.

Que se cumpla el proceso de consentimiento informado y voluntario a cabalidad. Que se proteja y respete a los sujetos enrolados, en términos de la confidencialidad de la información personal sensible, brindarles la oportunidad de retirarse del estudio y de asegurar el mejor cuidado sanitario para ellos.

Existe la tendencia a pensar que por ser la medicina, una actividad vocacional fuertemente ligada a la entrega y compasión por el que sufre, basta con nuestro juramento de Hipócrates, nuestro profesionalismo y la auto-regulación individual para cautelar de un modo apropiado, el óptimo cuidado de los pacientes.

Lamentablemente, algunos hechos contradicen tales percepciones sobre todo cuando se mira el desarrollo de la investigación biomédica. El uso de poblaciones vulnerables discapacitados, prisioneros, indigentes, minorías raciales, entre otros como sujetos de investigación, la presión e incentivos de la industria farmacéutica y de insumos hospitalarios, la manipulación de reportes científicos y los compromisos de los investigadores con los auspiciadores, han generado suspicacias de la sociedad civil y de los propios cuerpos colegiados profesionales, éstos que perciben conflictos entre el interés por el bien de los pacientes y otros intereses que, aunque legítimos, no pueden estar por sobre el fin primario de la Medicina.

Por ejemplo, se percibe que los intereses económicos de la industria podrían generar tales incentivos y compromisos en los investigadores, que a su vez podrían confundir su objetivo y deber de proteger ante todo, la salud de los sujetos bajo su cuidado, colisionando el fin primario de la medicina el deber de cuidado del enfermo con fines secundarios como la investigación, la docencia, el progreso en la carrera académica, el benefcio económico individual y otros.

Actualmente los colegios profesionales 18 , las sociedades científicas, las universidades, las autoridades sanitarias y asociaciones médicas internacionales 19 han coincidido en generar recomendaciones, códigos de ética y reglamentos que pretenden regular la investigación biomédica en seres humanos, para permitir que esta actividad resguarde los principios éticos involucrados en medicina, sin impedir los avances científicos del área biomédica.

Se reconoce que, si bien es un paso en aras de mostrar a nuestra sociedad que el mundo médico y científico tiene principios y fines que miran primordialmente a las personas enfermas, no es suficiente la simple explicitación de tales compromisos: nuestra sociedad necesita seguir confiando en el mundo sanitario y creer que el único objetivo relevante que mueve a sus actores es la búsqueda del bien para el paciente.

Las relaciones de los centros asistenciales y académicos con la industria farmacéutica y de proveedores de insumos son en tal grado inter-dependientes y están a tal punto retro-alimentadas por los profesionales sanitarios, que es imprescindible y urgente la generación de políticas institucionales, societarias y gremiales, que regulen dichas relaciones para mantener la confianza y el sitial que la sociedad aún nos sigue brindando.

Es urgente la necesidad mediante conductas ejemplares, de impregnar de plena integridad y autonomía moral a las futuras generaciones de médicos, de promover el profesionalismo permanente en su práctica clínica, de tal modo que sean siempre respetuosos de los derechos de sus pacientes y que actúen de acuerdo a los cuatro fines de la medicina a que nos invita el prestigioso Hastings Center de Nueva York en Estados Unidos de Norteamérica La tradición, el desarrollo científico, el sentido común y la ética nos orientan que cuando el beneficio de un nuevo recurso - aparato — material — procedimiento se desconoce y el balance entre los riesgos probables no parece ir claramente a favor de los beneficios, entonces habrá que llevar a cabo un estudio científico de los mecanismos de acción, de su eficacia y de su seguridad al laboratorio, para generar las adecuadas condiciones de control de todas las variables en juego.

Muchas veces será necesario estudios pre-clínicos prospectivos en animales de experimentación para observar y conocer impactos alejados, secuelas funcionales, efectos adversos u otras materias que resultan relevantes en el tema a estudiar Bajo una mirada crítica y en el concepto exclusivamente personal del autor de este escrito, no se debe ni puede hacer estudios experimentales en seres humanos pues no es posible reproducir en clínica, el control riguroso de las variables en juego que sólo es posible en el laboratorio in vitro o in vivo con otros modelos.

Conceptualmente ninguna terapia en medicina es experimental si no ha sido validada previamente en las instancias de investigación apropiadas, ya que si se acepta como terapia es porque está validada y no necesita investigarse.

De lo contrario, si no se ha demostrado su propiedad terapéutica, se trata solamente de un ensayo o prueba cuyos resultados no son predecibles el ancestral método de ensayo y error.

Bajo esta misma mirada, resulta absolutamente cuestionable que se cobre gastos al paciente por un procedimiento aún en prueba. El sentido de la justa retribución por servicios sanitarios tiene que ver con el uso de diagnósticos o terapias que constituyen el estándar dorado de acuerdo a la lex artis , pero bajo ninguna circunstancia se puede cobrar a los sujetos que participan como probandos en investigación, cuando se utiliza en ellos, procedimientos o productos aún en fase de prueba.

Es deber de los directores de hospitales públicos y privados , velar por la función eficaz, autónoma y oportuna de los comités de ética hospitalarios. Es ideal contar además con Unidades Coordinadoras de Investigación, en los hospitales en que esta práctica sea rutinaria, ya sea al amparo de Direcciones Académicas o como unidades autónomas.

Estas unidades deben promover la generación de proyectos de investigación diseñados con la metodología apropiada para las preguntas que se quiere responder, deben contar con profesionales expertos para asesoría en metodología de la investigación científica y deben disponer de recursos suficientes para monitorizar la correcta ejecución de los proyectos.

Además, debe educarse a los médicos, especialmente a las generaciones más jóvenes, para promover una cultura de respeto a los fines de nuestra profesión y a los principios éticos que deben guiar nuestro actuar y a aquellos médicos de generaciones más antiguas a sumarse e integrar y facilitar este nuevo modo de proceder en su práctica clínica y en la investigación.

Un aspecto crítico respecto a avanzar en esta materia es empoderar a los directores de departamentos y jefes de servicios, de la suficiente autoridad para controlar la correcta práctica de sus dirigidos.

Un rol particularmente importante cabe a los editores responsables de las revistas de difusión científica, de las sociedades profesionales y de especialistas. Las publicaciones de más elevado prestigio, exigen actualmente que cualquier estudio de intervención en seres humanos, deba tener su debida codificación previa en el Registro de Ensayos Clínicos www.

De este modo, sólo aceptan publicar los estudios que hayan cumplido a cabalidad materias como la aprobación por los comités de ética locales, la aprobación por comités científicos y que además, se certifque tales aprobaciones y la filiación de los autores.

Actualmente en Chile se ha separado los comités de Ética en aquellos de Ética Clínica que velan mediante asesorías, por toda materia de conflictos éticos en la práctica sanitaria asistencial y aquellos de Ética e Investigación, que deben velar de modo vinculante, por la adecuación de los estudios de investigación, a las normas nacionales e internacionales, pudiendo rechazar proyectos.

En los Comités de Ética e Investigación descansa importante un rol de soporte, consejo y orientación, para: a que se respete y proteja a ultranza los derechos de los pacientes;. promover una moderna cultura profesional en que se conjuguen armónicamente los anhelos individuales de desarrollo profesional, académico y científico con las oportunidades de innovar;.

en que la misión institucional no colisione con la vocación docente y de investigación, desarrollo e innovación de sus profesionales sanitarios. en que se promueva la transparencia a todo nivel, regulando las relaciones de los profesionales y de las instituciones de cuidado sanitario con la industria de proveedores.

Sin embargo su carácter vinculante les impone la obligación de deliberar para aprobar o rechazar proyectos de investigación, deliberación que debe ser informada a la autoridad administrativa pertinente. Debemos impregnar a las futuras generaciones de médicos-cirujanos y de profesionales sanitarios, para contribuir a la innovación mediante el perfeccionamiento permanente de sus prácticas; que las ideas innovadoras se traduzcan en estudios protocolizados para dar respuestas coherentes y convincentes, que permitan tomar decisiones racionales, eficaces y seguras, en otras palabras, que se expresen en acciones sanitarias validadas en beneficio real de los pacientes.

Las reglas que guían y caracterizan los diferentes caminos de la innovación en Medicina han recorrido un largo y a veces tortuoso camino, pero que finalmente ha fructificado en doctrinas éticas muy estrictas. Esto último tiene mucho valor, considerando que se ha dado en medio de una cultura caracterizada por el cambio permanente, marcada por la información y las comunicaciones, pero al mismo tiempo anhelante de valores y principios que le permitan entender su propio desarrollo y proteger su mayor bien: la persona humana y su dignidad.

Los autores declaran no tener conflictos de interés, con relación con este artículo.. Inicio Revista Médica Clínica Las Condes Innovación en medicina: una mirada desde la bioética.

ISSN: e-ISSN: Revista Médica de Clínica Las Condes ha recibido Factor de Impacto JCR por primera vez en Indexada en varias bases de datos, su artículo publicado puede ser leído y citado por investigadores de todo el mundo.

Guía para autores - Envío de manuscritos. Indexada en: Scopus, Emerging Sources Citation Index ESCI. Latindex Ver más Síguenos:.

Artículo anterior Artículo siguiente. Tema central: Reumatología e inmunología. Páginas Julio Exportar referencia.

Más opciones de artículo. DOI: Innovación en medicina: una mirada desde la bioética.

Innovadiones la era digital donde Injovaciones encontramos los avances Innovadiones están cambiando la forma en Innnovaciones Innovaciones en el ámbito médico las Innovaclones. Desde las compras médcio y la firma de documentos digitales, médlco los trámites ájbito y la forma en Innovqciones que socializamos, la innovación tecnológica tiene un Innovaciones en el ámbito médico Póquer de vídeo en el día a día de personas, entidades y empresas. La innovación tecnológica en medicina está suponiendo Innovaciones en el ámbito médico auténtica revolución ánbito Innovaciones en el ámbito médico Emocionante mundo del juego salud, mejorando sus servicios, ayudando a cuidar y prolongar la vida de los pacientes y reduciendo los costes de dispositivos y tratamientos. Aunque los científicos e investigadores son capaces de desarrollar nuevos medicamentos, fármacos y dispositivos para mejorar la calidad de vida y salud de millones de personas, de nada sirven sus esfuerzos si al final no llegan a los pacientes que los necesitan. Muchas de las nuevas innovaciones tecnológicas permiten el acceso de la misma a los pacientes y reducen el costo de medicamentos y tratamientos médicos, facilitando que el sector salud pueda llegar a un mayor número de personas en todo el mundo. A continuación, presentamos algunas de estas innovaciones tecnológicas que están revolucionando la medicina. Los dispositivos móviles se utilizan en medicina para monitorizar la presión arterial, la temperatura o el ritmo cardiaco, entre otros parámetros. Revista Médica de Clínica Las Condes RMCLC es el órgano de difusión científica de Clínica Las Condes, hospital privado chileno de alta Innovaciones en el ámbito médico. Esta revista, de edición bimestral, publica revisiones Póker Virtual de la literatura Innovacionss, actualizaciones, médic clínicas derivadas de la Innovacionex médica, Innovaciones en el ámbito médico Innpvaciones y casos clínicos, en todas las especialidades de ámnito salud. Cada Innovaciones en el ámbito médico se Innovaciones en el ámbito médico en torno a un tema central, el cual es organizado por un editor invitado especialista en ese ámbito de la medicina. Los artículos desarrollan este tema central en detalle, considerando sus diferentes perspectivas y son escritos por autores altamente calificados, provenientes de diferentes instituciones de salud, tanto chilenas como extranjeras. Todos los artículos son sometidos a un proceso de revisión por pares. El objetivo de RMCLC es ofrecer una instancia de actualización de primer nivel para los profesionales de la salud, además de constituir una herramienta de apoyo para la docencia y de servir como material de estudio para los alumnos de medicina de pre- y postgrado y de todas las carreras de la salud. Scopus, Emerging Sources Citation Index ESCI.

Author: Kazijin

0 thoughts on “Innovaciones en el ámbito médico

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com